CUBA, POLÍTICA

NO SOY UN CONTAMINADO

Una vez más Granma vuelve a dar la nota. Y no se trata de esas informaciones procedentes de las oficinas del Comité Central, sino de un artículo publicado con todo el orgullo revolucionario y patriótico que caracteriza a los sicarios del poder mediático. El asunto en cuestión es el texto de Frei Betto, un amigo de la Revolución cubana que más de una vez ha demostrado su afecto por el proceso iniciado en 1959 y sobretodo por sus líderes. Para nadie es un secreto su entrañable amistad con Fidel Castro y demás líderes del socialismo caribeño de Cuba.

Frei Betto. Foto: IslaLocal

Este texto, bajo el título “La Revolución cubana cumple 60 años” hace un repaso por los principales logros del país en las seis décadas de construcción del socialismo, aportando su gran cuota de culpa al imperialismo norteamericano quien todo este tiempo ha impedido el desarrollo social y económico de un país que, según nos dice el teólogo brasileño, es “pobre, pero decente”. ¿Acaso no se puede ser rico y decente también? El día que tenga una cuenta bancaria de millones de dólares me permitiré saber la respuesta.

El amigo reseñó también el papel de Cuba en las misiones militares internacionalistas en África, un continente históricamente ligado a la Patria. Pero seguro se le olvidó mencionar que gracias a esas contiendas bélicas decenas de hogares cubanos llevan luto por más de tres décadas. Un luto innecesario que ha dejado huellas emocionales en madres, padres y hermanos porque solo a alguien se le ocurrió enviar a soldados cubanos, de manera ¿voluntaria?, a cruzar el Atlántico y fusil en mano pelear en una guerra ajena.

Frei Betto y Fidel Castro. Foto: Granma

El teólogo de la liberación aseguró que en Cuba se es feliz. Y no lo dudo, pero no porque las políticas económicas, sociales, educativas, culturales y un largo etcétera, sean del todo gratas para los habitantes del archipiélago en forma de caimán dormido. Niega la existencia de personas descalzas, de familias viviendo debajo de los puentes, o de mafias dedicadas al tráfico de drogas y mucho menos mendigos en las calles. ¡Bravo! Pero ¿acaso Frei Betto se ha metido de a lleno en un solar de Centro Habana o en un barrio marginal de cualquier provincia de Cuba? ¿No es capaz el carioca de ver o conocer cuántas familias en Cuba sobreviven día a día porque no les alcanza el sueldo ni para una semana? ¿Desconoce él, que conoce tanto a Cuba, que si bien hoy hay salud y educación gratuita para todos, no todos tienen acceso a un servicio de máxima calidad? No se trata solo de lo que te dan sino de cómo te lo dan y hoy, en el 2019, la realidad de Cuba dista mucho de la propaganda que se vende en los periódicos de puertas para adentro.

ZED Mariel. Foto: Cubafebate

Que Cuba no aparezca vinculada, hasta ahora, en los escándalos de Odebrecht es plausible. Solo le faltaría al gobierno verse envuelto en tal chanchullo, pero a ciencia cierta nadie conoce públicamente cómo se ha manejado el asunto del Mariel porque es un tema de seguridad nacional manejado secretamente por las élites militares del país donde la transparencia se difumina y cada ápice de cordura es trastocado con el verde olivo y las estrellas de un general. Si las manos no se han ensuciado con Odebrecht en el Mariel, la falta de transparencia y el silencio inundan hoy cada bloque que se levanta sobre los pilares de un puerto cuestionado por tratar a sus trabajadores como esclavos de la modernidad, que por salarios medianamente decorosos deben pasar días y días sometidos a un estrés psicológico que los aleja de su familia y convierte en máquinas productoras de lo que demanda el país: mano de obra barata.

Fragmento del texto publicado en Granma. Foto: Internet

Pero la nota alcanza su cénit con el siguiente párrafo: “A pesar del bloqueo y de todos los problemas que conlleva, su pueblo es feliz. ¿Por qué, entonces, muchos se van de Cuba? La verdad es que muchos se van de cualquier país que enfrenta dificultades. Se van de España, de Grecia, de Turquía, de Brasil, de Venezuela y de Argentina. Pero, ¿quiénes se van? De Cuba, los contaminados por la propaganda del consumismo capitalista creen que El Dorado queda al norte del Río Grande.”

Balseros cubanos. Foto: Resumen Latinoamericano

Perdone usted Frei Betto, pero yo no estoy contaminado de nada. Solo he decido irme de Cuba porque me cansé de tener carencias, no solo materiales sino también espirituales. Hoy no vivo en Cuba porque esa sociedad ha llegado a un punto de no retorno donde a sus hijos se les pide más de lo que se les ofrece. Hoy vivo en otro país, alejado de los míos, no porque el capitalismo sea mejor que el socialismo sino porque en Cuba no hay ninguno de los dos. No estoy contaminado por ningún canto de sirena, ni busco el Bellocino de oro, solo deseo que mi presente pueda ser un tilín mejor que la miseria que se vive en Cuba día a día.

Compara usted la emigración de Cuba con la de otros países y le digo algo, todas las migraciones tienen algo en común: están motivadas por mejorar sus condiciones de vida. No es mejor un migrante haitiano que un cubano. Todos tienen el mismo derecho universal y ni usted ni nadie podrá opacar ese criterio. Desde que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza les pidió que fueran por el mundo procreando vida. Y salieron del Edén, por pecado, pero fueron visitando cada centímetro de tierra habitable para llevar la existencia humana. Jesús pidió a sus discípulos ir por el mundo predicando la palabra de Dios. Para eso debían emigrar, salir de su tierra y llevar la palabra santa a cada hombre. Pero bueno en materia de religión usted sabe más que yo.

De lo que si estoy seguro es que se mucho más del tema Cuba, quizás no sea un erudito o un filósofo, pero si alguien que nació en pleno Período Especial, con todas las carencias materiales inimaginables. Crecí sin tener la opción de otra cosa que aquello que mis padres, a costa de sacrificio y duro esfuerzo, hacían para que me llevara un plato de comida a la boca y tuviera un par de zapatos remendados para ir a la escuela. Eso no era gracias a la Revolución sino a que mi papá, con más de 60 años de vida, trabajaba todos los días haciendo pozuelos plásticos para que yo tuviera cinco pesos en el bolsillo. El mismo trabajo que le provocó un cáncer de pulmón al respirar las toxinas de la materia prima y del cual ningún médico pudo salvarlo y tuvo que morir en su cama rodeado de sus seis hijos y esposa, el mayor regalo que todo hombre pudiera tener.

Mi padre. Un hombre de a pie

No me venga con discursos de odio hacia quienes decidimos escapar de Cuba. Porque allí, como usted bien dice, el bloqueo es más de uno. Existe el geográfico, que incide directamente sobre la psiquis de los cubanos, existe el bloqueo interno de funcionarios incapaces y directivos temerosos de perder sus privilegios, el bloqueo de una burocracia aferrada al poder e incapaz de sacrificarse por los suyos pero que en cada discurso pide al pueblo que se desprenda de todo lo que sea necesario para construir el modelo de país que muchos sueñan pero pocos conocen.

Policía reprimiendo a manifestante cubano. Foto: Cubanos por el mundo

Me atreveré a responderle cuando pregunta “por qué nunca ha habido en Cuba una manifestación popular contraria al Gobierno, como acaba de ocurrir en Francia (los chalecos amarillos) y también recientemente en Túnez (2011), Egipto (2011), Turquía (2016), y antes en Estados Unidos (Seattle, 1999)”. Porque en Cuba existe un amplio control represivo que ahoga cada intento de manifestación cívica. Porque es ilegal reunirse frente a la sede de cada gobierno o institución política o social. Porque ser opositor en la mayor de las islas de las Antillas es un acto automáticamente suprimido por el gobierno que activa sus Brigadas de Respuesta Rápida y mezcla militares y civiles para repartir golpizas y consignas. Porque el gobierno ha sembrado el terror en sus ciudadanos y estás con ellos o contra ellos.

Por cierto, ¿que Cuba es la que usted visita? Porque si en La Habana hay algo es policías. Corruptos o buena gente, orientales o capitalismos, jóvenes o viejos, mujeres u hombres. Hay de todo tipo. Los mismos policías que te ponen una multa porque tu carnet de identidad dice que no resides en La Habana o que extorsiona jineteras, pingueros, proxenetas y travestis. Los mismos policías que tonfa en mano dan golpes a los que gritan su descontento con el gobierno cubano.

Como bien dice Cuba está muy lejos de ser un paraíso, pero los cubanos están cansados de que solo los logros existan en el noticiero de las ocho y los privilegios los puedan disfrutar muy pocos. Usted, mientras cenaba con Fidel se preguntó ¿cuántos cubanos podían hacerlo también? Cada vez que visita el país ¿ha salido a caminar La Habana de noche a investigar lo que piensan los jóvenes que se reúnen en el malecón? Si de verdad quiere a Cuba hágalo y descubrirá que Granma miente y el resto de los medios de prensa le siguen la rumbita.

Logo de la Reforma Constitucional. Foto: Cubadebate

No es casual que el Órgano Oficial del PCC saque esta nota en medio de una campaña de pura propaganda ideológica por el SI a favor de la futura Constitución cubana. Desacreditar a quienes vivimos fuera de Cuba parece ser la opción más inteligente para silenciar a quienes apoyan el NO. No es pura casualidad y huele a conspiración para que todo lo que venga del exterior suene a “mercenario y vende Patria”, una estrategia tan antigua como la misma Revolución, que ha sabido de huevos lanzados y actos de repudio masivos para aquellos que se atrevan a pensar diferente.

Este artículo de Granma es un reflejo de la continuidad de un gobierno que sigue haciendo lo mismo. Un gobierno que aplica a todos la misma factura para que sepan quién manda. Un gobierno que habla de diálogo civilizado pero ridiculiza a sus hijos ante los ojos del mundo y se mantiene impune mientras siembra la desunión entre aquellos, que ideología aparte, se identifican como cubanos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s